El perro zen: el perro que disfruta con el aburrimiento

Erizo-SATURADA-1024x680

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Guía «Desmontando 16 Mitos de la Ansiedad por Separación en perros»

La perra que se comió un erizo… con SORPRESA

Hoy quiero contarte una historia real que le ocurrió a uno de nuestros clientes con su perra. Te pido que leas hasta el final, por tu propio bien, y el de tu perro.

Manuel vivía con Nuka. Su Nuka, como le gustaba llamarla a él. Era una perra mestiza que adoptó de una protectora siendo cachorra. Y desde entonces siempre se había preocupado por su bienestar.

No en vano, era su compañera de vida. Había tenido parejas, pero estas se habían ido, y Nuka seguía con él.

Un día Manuel estaba de vacaciones con Nuka en la montaña, lejos de su casa. Habían ido a pasar dos semanas haciendo senderismo juntos.

Manuel vio cómo Nuka, durante uno de los trayectos al lado de un río de aguas gélidas, por el agua del deshielo, olfateaba algo muy interesada junto una piedra. Al acercarse vio que era un erizo. Y en el segundo siguiente ya no estaba.

Nuka se lo había metido en la boca. Era un erizo pequeño. Quizás una cría.

Manuel vio que Nuka hacía unos gestos raros con la lengua, mientras se sorprendía de que no lo expulsara.

Se acercó a ella para ayudarla y sacárselo de la boca, pero cuando llegó, ya no lo tenía.

Se lo había tragado.

Empezó a sudar en frío. Estaban a cuatro horas en coche de su ciudad y de su veterinario de confianza.

Su cabeza valoraba las opciones disponibles, mientras sus ojos observaban a Nuka sin pestañear, para tratar de valorar si se encontraba bien.

Mi Nuka… —le decía, mientras la acariciaba.

No tardó más de 30 segundos en emprender camino hacia el coche, para buscar el veterinario más cercano.

Tardaron casi una hora en llegar al vehículo, y Nuka no mostraba señales de dolor alguno.

Pero se había comido un erizo. Eso no podía ser bueno.

Media hora después estaban entrando en la consulta del veterinario del pueblo más cercano. Suerte que era un día de semana y estaba abierto.

Manuel explicó, aún tartamudeando, lo ocurrido, mientras no podía dejar de acariciar a Nuka. Su Nuka.

El veterinario le hizo una radiografía, vio el cuerpo extraño en el estómago del animal y decidió, con el consentimiento de Manuel, operarla de urgencia para sacárselo, abriéndole el estómago.

Perro en veterinario

Nuka se recuperó de la operación como lo hacen todos los perros. Sin quejarse del dolor, y a toda velocidad.

A los dos días Manuel ya no podía contenerla cuando ella quería trotar y saltar, aunque todavía debía guardar reposo. Solo se notaba lo que había pasado por el pelo rapado y la cicatriz de la zona.

Unos meses más tarde Manuel iba a su veterinario habitual a hacerle la revisión anual a Nuka. Durante la consulta le comentó lo que había pasado.

Todavía se le estremecía el cuerpo al contarlo.

El veterinario buscó la cicatriz, escondida por el pelaje, y se sorprendió del lugar donde estaba.

Según él, no tenía sentido hacer el corte en ese sitio para llegar al estómago de Nuka, pues en esa zona había otros órganos.

Manuel no sabía qué decir.

Pero a su veterinario no le encajaban las piezas del puzle, y le pidió permiso a Manuel para hacerle una radiografía a Nuka.

A Nuka le faltaba un riñón.

No había pasado nada en la vida de Nuka para que le faltara un riñón…. Salvo esa operación.

Así que deberías tener mucho cuidado escogiendo al profesional que opera a tu perro, llegado el caso…. si no fuera porque esta historia es falsa.

Me la acabo de inventar. Esto no ha sucedido nunca. Manuel y Nuka no existen. Bueno, igual sí existen, pero yo no les conozco, y no tienen nada que ver con lo que he explicado aquí.

Personalmente no tengo tampoco los conocimientos veterinarios para saber si los datos sobre la localización explicada de los órganos del perro son ciertos o si realmente es viable que un perro se coma un erizo.

Pero si no te confieso en este momento la farsa, podríamos empezar a crear una noticia irreal que hable de tráfico de órganos de perros. Podríamos crear un bulo. Una leyenda urbana. Un mito. Una fake news, como se llaman ahora… o como quieras calificarlo.

Esta historia tiene muchos factores que tienen los falsos mitos, o las leyendas urbanas: es simple, es creíble, toca la emoción humana, tiene detalles concretos, y tiene un final inesperado que sin duda dejaría boquiabiertos a muchos oyentes de la misma…

Y encima la cuenta una persona en la que más o menos confías (o quiero pensar que así es, si estás leyendo mis emails).

Te he contado esta historia para que te replantees lo que te cuentan. En general. Y en particular en lo referente a la educación canina.

No por el hecho de que un profesional, o un amigo con perro en quien confías, te digamos una cosa, eso ha de ser la verdad absoluta. Quizás esa persona no esté actualizada, quizás sea poco rigurosa a la hora de dar consejos, o quizás simplemente esté equivocada sin saberlo.

Sobre la Ansiedad por Separación te habrás encontrado con muchas pautas y consejos que prometen a priori resolver el problema con tu perro.

Y te habrás encontrado que no ha sido así. O incluso, en el peor de los casos, han podido agravarlo. Son los mitos de la Ansiedad por Separación.

Guía gratuita: «Desmontando 16 Mitos de la Ansiedad por Separación en Perros»

Por este motivo, te presentamos una nueva guía gratuita“Desmontando 16 Mitos de la Ansiedad por Separación en Perros”.

Guía "Desmontando 16 Mitos de la Ansiedad por Separación en Perros"

En ella abordamos los 16 consejos “de cuñado” (o de educador canino no especializado en Ansiedad por Separación) más frecuentes y que no son rigurosamente adecuados para resolver el problema con tu perro.

Te explicamos en qué consisten esos mitos de la Ansiedad por Separación, por qué se aconsejan y por qué no funcionan. Y te damos algunos consejos específicos sobre cada uno de ellos.

Pero también queremos que cuestiones tú mism@ lo que explicamos en la guía, y le busques el sentido. Que investigues. Que te informes. No pretendemos que consideres lo que en ella hemos plasmado como la verdad absoluta “porque lo dice CANMIGOS”.

Lo importante es que valores cuáles de esos consejos (los que te dan en el parque de perros, los del educador canino que conoces, los de esta guía, etc…) tienen más sentido cuando hablamos del bienestar del perro y de resolver su problema de raíz.

Solo así podrás elegir el camino que debes tomar para volver a salir de casa sin preocupaciones.

La guía es un archivo en pdf que te puedes descargar de manera totalmente gratuita. Basta con que te registres (introduciendo nombre y email) en la siguiente página para acceder a ella y poder descargarla.

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Suscríbete a nuestra Newsletter para
estar al día de nuevos posts

Últimas entradas

Shorts en Youtube

¿Has visto nuestros #shorts en YouTube?

Estoy haciendo un experimento. Y me gustaría pedirte tu opinión. Me explico. No voy a crear un perfil de CANMIGOS en TikTok, la red social de vídeos de moda. Porque no llegamos a poder elaborar contenido para estar en todas las redes sociales que existen, que son muchas.

Leer más »