El perro zen: el perro que disfruta con el aburrimiento

Para tu perro, tú eres Dios

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Para tu perro, tú eres Dios

Desde que yo recuerdo tener uso de razón, y hasta que tuve 20 años, fui creyente.

Sí, creía en Dios.

No sé si como consecuencia de ir a un colegio religioso. O porque mi padre, una figura que fue muy influyente para mí, también lo era. Pero creía.

No solo creía. Sino que participaba de forma activa en celebraciones religiosas: en el coro de las misas en el colegio, como monaguillo en mi parroquia, …

A los 20 años ocurrieron cosas en mi vida que me hicieron replantearme todo.

Por un lado, que yo era una persona de ciencias. Sentía la necesidad de tener pruebas físicas, evidencias, de la existencia de algo para creer en ello. Y no era así en el caso de Dios.

Por otro lado, la muerte de mi padre con 44 años por una enfermedad fulminante, estando fuerte como un roble. Esto me hizo dudar sobre la benevolencia de un ser en teoría bueno.

Sé que la Religión dice ir mucho más allá de esos factores.

La falta de evidencias la suplen con la palabra «Fe».

Y los sucesos dramáticos los justifican con «un bien superior».

Lo siento. No lo compro.

No lo hago ahora, y tampoco lo hice con 20 años.

Ateo

Pero tu perro…

Tu perro tiene un Dios, que eres tú.

Te tiene una Fe ciega. Seguirá creyendo en ti, le hagas lo que le hagas.

Aunque no tenga pruebas de tus poderes sobrenaturales, te tratará como si los tuvieras desde casi el momento en el que entre por la puerta la primera vez.

Y aunque le generes malestar en algunas situaciones (sin querer, claro), él sí parece que cree que lo haces por un bien mayor.

Te seguirá adorando del mismo modo. O incluso más.

Me he permitido tomarme una licencia creativa, y escribir la oración que me imagino rezando a todos los perros que tienen Ansiedad por Separación.

Veo a tu perro con Ansiedad por Separación esperando por la noche en su cojín a que te duermas.

Le veo ponerse de pie a 2 patas al lado de tu cama para verte dormir.

Es afortunado al poder ver a su Dios cada día. Y da gracias por ello.

Bueno, menos cuando le dejas solo….

Y ahí está él, mientras mira a tu cara relajada y durmiente, y empieza a susurrar:

Perro

«Humano mío, que estás en la casa,

santificada sea tu presencia;

venga a nosotros tu atención;

hágase tu voluntad en el paseo como en el hogar.

Dame hoy el cariño mío de cada día;

perdóname mis destrozos, ladridos y evacuaciones en casa,

como también yo te perdono que me grites y riñas.

No me dejes caer en la soledad,

más líbrame de la Ansiedad por Separación.

Guamén.»

Si quieres frenar estas plegarias de tu perro y socorrerle en su problema cuando se queda solo en casa, contáctanos y te ayudaremos.

 

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Suscríbete a nuestra Newsletter para
estar al día de nuevos posts

Últimas entradas

Shorts de CANMIGOS en Youtube

¿Has visto nuestros #shorts en YouTube?

Estoy haciendo un experimento. Y me gustaría pedirte tu opinión. Me explico. No voy a crear un perfil de CANMIGOS en TikTok, la red social de vídeos de moda. Porque no llegamos a poder elaborar contenido para estar en todas las redes sociales que existen, que son muchas.

Leer más »
¿Cuál es el precio de un educador canino? - Golden Retriever

¿Cuál es el precio de un educador canino?

De joven, en algún momento de mi vida, aprendí que en situaciones específicas es mejor no hablar de ciertos temas. Religión, política, dinero, … Son asuntos que pueden generar conflictos, discusiones, suspicacias, … Hoy quiero romper este paradigma.

Leer más »