El perro zen: el perro que disfruta con el aburrimiento

Por qué lloran los perros

Los lloriqueos en los perros pueden ser una herramienta comunicativa o una consecuencia de su estado emocional. Y ambas cosas no son excluyentes.

Es un mecanismo de comunicación cuando el animal utiliza el llorar de una manera funcional para transmitir un mensaje.

Por ejemplo, un perro que quiere coger el juguete que se le ha metido debajo del sofá, pero no lo alcanza, puede optar por llorar para transmitir que tiene un problema y demandar ayuda del humano que está con él.

El llanto, sin embargo, es un resultado de su estado emocional en otras ocasiones. Por ejemplo, cuando un perro tiene ansiedad por separación, si le dejan solo en casa puede llorar.

Ese llanto no es algo consciente y voluntario, sino que al animal le sale como herramienta para gestionar ese estado emocional de ansiedad de ese momento.

No todos los perros lloran en las mismas situaciones. Dependiendo de la personalidad del animal, los hay que son más «llorones», mientras otros optan por comportamientos diferentes, tanto para comunicarse de forma voluntaria, como para gestionar sus emociones: ladrar, morder algo, saltar, …

Perro llora en jaula - Corgi

Situaciones que se pueden dar:

Mi perro adulto llora mucho

Como comentábamos más arriba, hay peludos que se comunican utilizando el lloriqueo con más frecuencia que otros.

Del mismo modo que hay personas que hablan con unos tonos de voz diferentes, el hecho de que un perro adulto llore mucho en parte puede ir unido a su personalidad.

Pero aparte de eso, debemos preguntarnos por el motivo de esos llantos.

¿Está tu perro ante una dificultad y pidiendo tu ayuda? ¿Qué haces normalmente cuando llora?

Hay animales que tienen muy reforzado el lloriqueo como herramienta comunicativa para conseguir algo, porque cuando lo usan suelen tener atención o ayuda. Si ese es tu caso, evalúa si siempre necesita tu soporte. Habrá ocasiones en las que así sea, y otras en las que no.

Perro adulto llora mucho - Teckel (Dachshund)

¿Está tu perro afectado emocionalmente por algo que ocurre? ¿Se ha quedado solo y no lo puede gestionar? ¿Tiene miedo o inseguridad ante un estímulo que está sucediendo? ¿Siente frustración por algún motivo?

Si así fuera, en ese caso sí necesita tu apoyo para poder aprender a gestionar ese tipo de situaciones. No hablamos de una ayuda inmediata en ese momento (aunque también), sino más bien de un trabajo que le asista para aprender a manejar esos estímulos que ahora le preocupan.

Mi perro llora cuando me voy

El lloriqueo es uno de los comportamientos más frecuentes en perros con ansiedad por separación.

No saben gestionar la situación de quedarse solos en casa, les genera inquietud, y la manejan con ciertos comportamientos, como el llanto.

Habría que distinguir estos perros de aquellos que quizás lloran en el momento en el que se quedan solos porque se frustran al no salir contigo, pero que luego son capaces de relajarse durante el resto del tiempo a solas.

Los primeros tienen un problema de gestión emocional grave, como es la ansiedad por separación, mientras los segundos no manejan bien la frustración inicial, pero luego son capaces de autocontrolarse.

Perro llora cuando me voy - Setter

Si tu perro llora cuando te vas, lo mejor sería realizar una evaluación de sus comportamientos y su lenguaje corporal al quedarse solo para identificar las causas de esos lloros.

El CANMIGOS el primer paso que damos con cada familia que se encuentra con este problema es hacer una sesión de evaluación para, entre otras cosas, identificar la causa de estos comportamientos.

Más abajo puedes ver un vídeo donde hablamos de estas situaciones en las que un cachorro llora cuando le dejan solo, y el poder de la desensibilización para ayudarle.

Mi cachorro llora por las noches

Un perro joven recién llegado a casa es frecuente que busque el contacto (físico y/o visual) con los humanos de la familia.

Acaba de ser separado de su madre y de sus hermanos. Se encuentra en una situación muy vulnerable, y necesita del soporte de las personas que tiene cerca.

A veces nos empeñamos en que el cachorro que acaba de llegar debe ya aprender a pasar la noche solo, en otra habitación diferente a donde dormimos nosotros. Y le ponemos límites para ello: desplegamos vallas, cerramos puertas, …

Esto le genera al cachorro una sensación de desamparo: está inseguro. Y solo.

Que el perro llore en esas situaciones es algo natural, como lo es que un bebé humano lo haga cuando no ve a sus padres o al estar solo en una habitación.

Lo mejor en esos casos es empatizar con el cachorro y darle la seguridad que necesita. Déjale dormir cerca de ti al principio. Y luego, en paralelo, ya puedes trabajar para que poco a poco se vaya separando de manera autónoma, con ejercicios y pautas que le den seguridad.

Si haciendo esto el perro no va gestionando mejor el hecho de estar lejos de ti por las noches, o cuando te vas, puede ser que estemos ante un principio de ansiedad por separación.

En tal caso, nuestra recomendación es que lo trabajes como se hace con la ansiedad por separación con perros adultos.

Para ello en CANMIGOS ponemos a tu disposición el Método DAPS®.

A continuación te mostramos un vídeo donde comentamos cómo gestionar que un cachorro no llore cuando le dejamos solo:

¿Quieres solicitar una cita con nosotros?

Preguntas frecuentes: perros que lloran

Los perros que lloran por la noche suelen ser cachorros o canes jóvenes que no se han habituado a dormir donde nosotros les dejamos que duerman.

Si el animal solamente llora por las noches, pero luego es capaz de quedarse tranquilo cuando le dejas solo y te vas de casa, lo más probable es que a tu perro le cueste gestionar la frustración de estar durmiendo en una estancia diferente a la tuya.

En esta situación, primero pregúntate si es tan importante para ti que no duerma en tu habitación. No hay, a priori, nada malo en ello.

Y si aun así no quieres, empieza por dejarle dormir cerca de ti, y de forma muy progresiva y muy lenta vete moviendo día tras día su cama unos pocos centímetros para que al cabo de un tiempo ya esté en el lugar donde quieres.

Si el perro no solo llora por las noches, sino también cuando te vas de casa y tú no estás, es posible que tenga un problema para gestionar la soledad. Eso es la ansiedad por separación.

En ese caso en CANMIGOS te podemos ayudar con el Método DAPS®.

Lo primero que debes hacer si tu perro llora mucho es analizar las posibles causas de ese llanto. Hemos hablado al respecto más arriba.

Debes identificar si utiliza el lloro como una herramienta comunicativa, o es fruto de una afectación emocional alta.

En el primer caso, sería un llanto más voluntario con el objetivo de conseguir lo que quiere o necesita. En el segundo, más involuntario, y una forma para gestionar la emoción negativa del momento.

Y ambas a veces conviven y son difíciles de distinguir.

Por ejemplo, el perro mencionado más arriba en esta página, al que se le cuela su juguete debajo del sofá, intenta cogerlo, no lo logra, y luego empieza a llorar. Ese llanto puede ser fruto de la frustración porque no lo alcanza, y a la vez ser su manera de pedir socorro para que le ayudemos a sacar el juguete de ahí.

Se deba a uno u otro motivo el hecho de que un perro llore mucho, más arriba se ha explicado qué hacer en cada caso.

Lo que ocurre en la cabeza del animal puede ser difícil de etiquetar, según el peludo y la situación que está viviendo y que le hace llorar.

Como se ha explicado en la pregunta anterior, el perro puede utilizar el llanto como herramienta comunicativa para conseguir algo, o que sea una vía de escape ante una situación que le está generando algún tipo de malestar.

Explícanos tu caso para que podamos ayudarte - Ansiedad en perros

En CANMIGOS somos especialistas certificados en ansiedad por separación en perros.

Trabajamos única y exclusivamente con perros que tienen problemas para quedarse solos con un equipo de profesionales especialistas y con una metodología única y sistematizada que se adapta a la personalidad y los avances de cada perro.

La ansiedad en perros es un problema común, y con esta metodología atacamos la relacionada con la separación y la soledad:

  • Identificamos las posibles causas de la ansiedad en tu perro
  • Evaluamos los síntomas de la ansiedad en tu perro
  • Realizamos el tratamiento de la ansiedad en tu perro

Reserva directamente una sesión de evaluación con nosotros (99€).

Con nuestra metodología DAPS®, dedicando tan solo 30 minutos al día durante 5 días a la semana, tu perro aprenderá a quedarse solo, abandonando los comportamientos problemáticos en tu hogar desde el minuto uno.

CONTACTO PERSONALIZADO

Rellena el siguiente formulario para que te contactemos y podamos comentar los detalles de tu perro y ayudarte con el Método DAPS®.